10.9 C
Buenos Aires
10.9 C
Buenos Aires

Una mujer mató a su marido porque violaba a su hija: «lo descuartizó junto a sus dos hijos carniceros»

COMPARTIR

Primero hallaron dos piernas y luego la cabeza en un balde con cemento. Fue denunciado en 2010, pero la Justicia archivó la causa.

Una mujer confesó el homicidio de su marido quien había sido denunciado por dos presuntos abusos sexuales, uno en 2010 de su hija biológica, y otro en 2019 de la hija de la acusada. Laura Marcela Campos fue aprehendida ayer junto a sus dos hijos carniceros como acusados del crimen de Daniel Tomás Silvero, cuyo cuerpo fue hallado descuartizado en la localidad bonaerense de Villa Fiorito.

Esta tarde ratificó su versión de los hechos al ser indagada por la fiscal Marcela Juan, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 16 Especializada en Violencia de Género y Violencia Familiar del departamento judicial de Lomas de Zamora.

Además de admitir su culpabilidad, dijo que era insoportable vivir con Silvero, a quien definió como un violento abusador, y que no podían dejar a su hija sola con él.

En 2019 el hombre había sido denunciado por la supuesta violación de la hija de Campos, que por entonces tenía 12 años, y ese expediente aún tramitaba en la UFI 9 Especializada en delitos contra la Integridad Sexual.

Anteriormente, Silvero fue denunciado en 2010 por el presunto abuso de su hija biológica, pero esa causa fue archivada por la misma fiscalía.

La mujer señaló que mató a golpes a Silvero y que luego descuartizó su cuerpo y arrojó el cadáver seccionado en distintos lugares de Lomas de Zamora.

MAS NOTICIAS

La vida afectiva de Cacho Fontana, el locutor mas importante de todos los tiempos

El locutor, una de las grandes voces argentinas, murió...

Rony Vargas: «Cacho Fontana fue el gran fenómeno nacional»

Con esas palabras describió el conductor de Cadena 3 al locutor...

El fiscal no acusó al viudo de Nora Dalmasso y el crimen queda impune

El representante del Ministerio Público Fiscal dijo que no...

Cacho Fontana y Liliana Caldini: «Se amaron por años, murieron con horas de diferencia»

Ludmila y Antonella enfrentan un dolor irreparable: la partida...