14.5 C
Buenos Aires
14.5 C
Buenos Aires

El hombre que atentó contra Cristina Kirchner es brasileño y tiene 35 años

COMPARTIR

El agresor se encuentra detenido luego de gatillar un arma a centímetros de la Vicepresidenta Cristina Kirchner.

En la habitual manifestación que se realizó este jueves frente al departamento de Cristina Kirchner en el barrio porteño de Recoleta, un hombre sacó un arma y atentó contra Cristina Kirchner. Disparó a centímetros del rostro de la Vicepresidenta, pero el tiro no salió. De acuerdo con lo que pudo averiguar Infobae, el agresor, que se encuentra detenido, fue identificado como Fernando Andrés Sabag Montiel, de 35 años y de nacionalidad brasileña, el cual actualmente no tiene un empleo en blanco y su último trabajo registrado fue en rubros de servicio de transporte automotor.

El sospechoso ingresó a la Argentina en 2018, procedente de Uruguay, y ya estuvo detenido el año pasado por uso indebido de armas. Poco después de haber sido capturado, en las inmediaciones del inmueble de la ex mandataria nacional los efectivos de la Policía Federal encontraron sobre la calzada una pistola que sería una Bersa calibre .40, y presuntamente es la utilizada durante el ataque.

Según figura en los registros oficiales, el sujeto en cuestión tiene domicilio en el barrio porteño de Villa del Parque.

Los datos de Fernando Andrés Sabag Montiel, acusado de intentar asesinar a la vicepresidenta

De acuerdo con la investigación en curso, todo comenzó cerca de las 21.00, cuando Cristina Kirchner regresó a su domicilio luego de una jornada de trabajo en el Senado. En esas circunstancias, en un momento dado empezaron los incidentes y después del intento de asesinato, el sospechoso escapó del lugar corriendo por la calle Uruguay, pero fue perseguido por cinco personas que lograron reducirlo a la altura de su intersección con Talcahuano.

Entre sus múltiples antecedentes consta que Sabag Montiel ya había tenido un altercado con las autoridades el 17 de marzo del 2021 en el barrio de la Paternal, cuando un efectivo de la Policía de la Ciudad lo requisó al observar que el auto Chevrolet Prisma de color negro, que era de su propiedad, no tenía colocada la patente trasera.

En ese marco, el hombre oriundo de Brasil aseguró que esto se debía a un choque que habría sufrido días antes, pero cuando abrió la puerta delantera del vehículo para sacar los papeles del mismo, se cayó al suelo un cuchillo de 35 centímetros, que el acusado dijo que era para defensa personal.

MAS NOTICIAS