23.1 C
Buenos Aires
23.1 C
Buenos Aires

Escuelas porteñas con ratas: «Es la cuarta vez en el año que suspenden las clases por la aparición de roedores»

COMPARTIR

Se trata de la Escuela N° 26 del barrio de Boedo. Los chicos llevan seis días de clase perdidos por esta situación. Desde el ministerio de Acuña culparon a la directora por no dar aviso a la supervisión.

“Estimadas familias: siendo las 11:00 am les solicitamos vengan a retirar a sus hijos/as antes del almuerzo debido a la presencia de roedores en el establecimiento. Se suspende el servicio de comedor”. Ese fue el mensaje que recibió la comunidad educativa este viernes. Pero no fue la primera vez, en lo que va de 2022 esta situación se repitió cuatro veces y fueron alrededor de seis días de clases perdidos en el año. Se trata de la Escuela primaria Nº 26 DE 6, República de Colombia, que nuevamente tuvo que suspender las clases por la aparición de roedores en el edificio. Las familias ya no saben qué hacer: elevaron cartas a la supervisión escolar, pidieron un encuentro con los referentes educativos del distrito y hasta propusieron pagar de su bolsillo un buen servicio de eliminación de plagas.

Esta vez los roedores aparecieron en el comedor, pero circulan por todo el establecimiento educativo y persisten a los cebos que coloca la empresa tercerizada contratada por el Ministerio de Educación porteño. “Que aparezca una rata una vez, dos veces, bueno, pero que ocurra siempre cada dos por tres ya es un despropósito. Acá es la cuarta vez en el año que suspenden las clases por la aparición de roedores. La sensación que me genera todo esto es de una desidia total”, dijo a Tiempo Micaela, madre de un alumno que asiste a 1° B. La ultima aparición de roedores que tuvo la escuela fue en Julio de este año. “No puede ser que no puedan resolver este problema y que desraticen la escuela como corresponde, para mí es adrede, es desidia como parte de un proceso de vaciamiento en la educación pública. Sino no se entiende”, agrega Micaela y termina: “todo muy lindo la noche de los museos y esas cosas pero las escuelas se nos caen a pedazos. Cuando hablás con los equipos de conducción te dicen ‘y bueno, es el gobierno de la Ciudad, qué querés que haga’, la desidia está naturalizada”.

“Ya esto es una barbaridad. No puede ser que el ministerio de la Ciudad no pueda controlar una plaga de ratas en una escuela ¿qué hacen con el dinero que destinan al mantenimiento?”, exclama Agustín, padre de una estudiante de la escuela. “Ya uno manda a los chicos con miedo a la escuela y, ante cada mensaje de la escuela, estamos con el corazón en la boca. Tenemos que dejar todo lo que estamos haciendo y salir rápidamente a buscarlos. Es una locura”, agrega el hombre enfurecido. “Ya perdí la cuenta pero son alrededor de seis días de clases que perdieron en el año por este tema. Encima si uno pide una reunión con la supervisión escolar o con el ministerio de Educación te ignoran por completo. Está claro que el ministerio no desratiza las escuelas. Repito: ¿Qué hacen con la plata, qué hacen las empresas de mantenimiento en las escuelas”, cierra.

Docentes y trabajadores auxiliares de la escuela, aseguran que, a diario, encuentran excremento de ratas en todos los espacios del edificio escolar: en el patio, en las aulas, en la sala de maestros y maestras, en los baños y en el comedor. Tiempo se puso en contacto con la cartera que conduce Soledad Acuña para indagar sobre este tema. Aseguraron que “a inicios de la semana se desratizó la escuela por la tarde y que este viernes (ayer), iban a enviar una cuadrilla para inspeccionar y realizar una nueva desratización. Además, confirmaron que éste lunes los chicos van a tener clases normalmente y culparon a la directora “no había dado aviso a la supervisión tras la aparición de la rata”.

Escuelas sucias por falta de personal auxiliar

Hay edificios que necesitan el doble de personal auxiliar que tienen actualmente.
Desde la unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Educación emitieron un fuerte comunicado exigiendo la designación de mayor personal auxiliar: “Esta situación se repite cada semana llegando al extremo de padecer en más de una oportunidad la presencia de roedores dentro del comedor escolar”, comienza el documento en clara referencia a lo que ocurre en la escuela República de Colombia. “La falta de auxiliares de portería y cuadrillas de limpieza es una constante de este gobierno que desinvierte sistemáticamente en educación: no cubren las vacancias por jubilación y rescindieron los contratos de la empresa tercerizada desde el 1ro. de junio. La comunidad educativa es quien debe pagar las consecuencias con la pérdida de días de clases”, agrega. “Exigimos al GCBA que garantice el personal y los insumos necesarios para poder desarrollar las jornadas escolares en condiciones de seguridad e higiene que no pongan en riesgo a docentes y alumnos”.

 

MAS NOTICIAS