22.3 C
Buenos Aires
22.3 C
Buenos Aires

Habló el psicólogo de los rugbiers en el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa: “Máximo Thomsen es un sociópata”

COMPARTIR

El especialista aseguró que los acusados se negaron a las pericias psicológicas y contó en qué estado halló a cada uno.

En el marco de la jornada doce del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, declaró Agustín Costa Shaw, psicólogo ofrecido por la defensa de los rugbiers, liderada por Hugo Tomei, a principios del 2022. Según su testimonio, los imputados atravesaron momentos de muchas crisis y alteraciones, y hasta reveló que Máximo Thomsen asumió la responsabilidad por la enfermedad que padece su madre actualmente.

Cabe recordar que en ese entonces, los acusados por asesinato no aceptaron someterse a las pericias psicológicas y psiquiátricas por falta de «confianza» en el proceso judicial. De todas formas, este martes, luego del cuarto intermedio, Costa Shaw tuvo que dar su testimonio por haberlos recibido en La Plata en medio de un acto procesal. «Los imputados fueron recibidos por dos psicólogas. Se mostraron tensos y nerviosos. Con la disyuntiva de querer hablar y no poder», inició explicando.

El psicólogo clínico aseguró que «muchos tenían temblores de nervios» producto de lo sucedido. «Básicamente Comelli sacudía la rodilla. Hubo una situación donde Thomsen llega, se quiebra, No puede parar de llorar. Hubo que contenerlo, estuvo llorando unos minutos». De acuerdo con el relato del profesional de la salud mental, en ese momento a Thomsen se le ofreció agua pero al hablar «dice que no quiere la pericia porque después se filtra todo». «Y ahí en un momento quiere decir algo más y se quiebra de nuevo», agregó.

«Es ahí donde después de ser contenido por los colegas que le decíamos que era para que él se relajara´, en un momento nombra a la madre y dice que está mal por la situación de salud de la madre, que se siente culpable por eso». El psicólogo clínico sostuvo que en ese momento, Máximo le dice que no quiere continuar con la pericia aludiendo que no quería que se hiciera pública la enfermedad de su mamá, pero «por un lado decía que no quería y por el otro, no paraba de contarnos cosas personales».

Si bien en ese entonces no habían aceptado la ayuda de los profesionales brindados por la justicia, según la declaración de Costa Shaw, Thomsen afirmó «que se sentía mal, que tenía momentos de angustia. Nos dijo que estaba haciendo terapia de manera remota», a través de la plataforma Zoom. Con respecto al resto de los imputados, el psicólogo reveló que Lucas Pertossi era el más tenso de todos.

En cuanto a Ciro Pertossi, confirmó que «no tenía confianza para declarar. Dijo que no tenía confianza en la justicia y no dijo más nada». En tanto, Luciano Pertossi «hizo mucho énfasis en que se iba a filtrar y le dijimos que se quedará tranquilo. Sin embargo, el testigo aclaró que no lo lograron convencer: Ahí termina de decidir que no y se va. Benicelli y Cinalli pasan por separado y se incorpora el licenciado Burgos. Cuando ellos querían explicar porque no iban a hacer la pericia, quedó ahí».

De acuerdo con Costa Shaw, «Burgos no los dejó hablar» a los imputados, y con respecto a Ayrton Viollaz «fue el único que dijo que no sin motivos. Esto fue en el marco de la pre-entrevista, que es cuando la persona llega y es ahí donde la persona acepta o no empezar. Se firmaron actas». Luego de eso, Tomei afirmó no tenía más preguntas y le dejó su lugar al fiscal Juan Manuel Dávila: «¿Todo eso que usted cuenta quedó en el acta?».

El psicólogo busca el acta y la lee. «¿Usted dijo que Thomsen les dijo muchas cosas que no se registró en el acta, usted la firmo?», replica el fiscal, a lo que recibe como respuesta: «Sí, la firme». El fiscal le deja su lugar al abogado de la familia, Fabián Améndola, quien comenzó preguntando: «¿Todas estas entrevistas se hicieron en el mismo día?». A lo que Costa Show expresó: «No, se hicieron en dos».

Améndola le consultó: «Quién fue el primero de los imputados que manifestó que no iba a hacer la pericia?». Por su parte, el psicólogo comentó: «No recuerdo, creo que fue Thomsen». El abogado defensor disparó: «¿Y después todos se negaron a hacer la pericia?», y al recibir un sí como respuesta, arremetió: «¿Aprovechando su conocimiento podría decirnos qué es un sociópata?». Costa Show respondió: «Lo que nosotros nos encontramos con el cuadro de Thomsen».

El psicólogo aclaró que «desde el punto de vista técnico hay que diferenciar lo que es un psicópata emocionalmente. No expresan, ni sienten emociones eso son los que se suelen llamar psicópatas cuando habla con un psicólogo. La sociopatía es otro cuadro. Personalidad inestable, necesitado de apoyo, límites que suelen tener problemas de conducta». Mientras eso sucedió, Thomse escuchó todo atentamente y miraba la pantalla atentamente.

«El sociópata no hace cosas sin emociones. Los chicos que se emborrachan son casos de sociopatía. Que quieren llamar la atención, tienen problemas con la policía, pero no hacen actos de sangre fría. No planifican, no buscan las situaciones. Se les presenta lo que ellos sienten como oportunidad la toman. En el caso de una sociopatía, cuando realiza los actos es por impulsividad. No es por planificación», cerró Costa Show. En ese momento el padre de Thomsen se toca la cabeza a la par que finalizó la declaración del psicólogo clínico.

MAS NOTICIAS