22.9 C
Buenos Aires
22.9 C
Buenos Aires

Tarjetas de la corrupción; Caso “Chocolate” Rigau: pidieron la detención de los dirigentes massistas Claudio y Facundo Albini

COMPARTIR

Los integrantes del Frente Renovador fueron señalados por la Justicia como los jefes políticos del puntero del PJ que recaudaba más de 200 millones de pesos mensuales de empleados fantasmas de la Legislatura bonaerense.

Tras el pedido de prisión preventiva que realizó la fiscal Betina Lacki, contra el puntero del PJ bonaerense, Julio “Chocolate” Rigau, detenido por extraer dinero de 48 cuentas sueldo de empleados fantasmas de la Legislatura de la provincia de Buenos Aires, en pasado 9 de septiembre.

Ahora solicitaron la detención de los dirigentes del Frente Renovador, Claudio Albini y su hijo, y concejal reelecto de La Plata, Facundo Albini. Los referentes massistas están señalados como los jefes políticos de una asociación ilícita que defalcaba al Estado.

El vínculo quedó asentado tras la apertura del celular del puntero detenido desde el pasado 14 de octubre, en donde una serie de intercambios y conversaciones reafirmaron la relación entre “Chocolate” y los referentes cercanos al ministro de Economía y candidato a presidente, Sergio Massa.

Claudio Gustavo Albini, que se desempeñó durante décadas como empleado de personal de la Cámara de Diputados bonaerense, está imputado por del delito de jefe de la asociación ilícita y fraude en perjuicio de la administración pública.

Mientras que su hijo Facundo, que es además el apoderado del partido político fundado por Massa, está acusado por asociación ilícita y reiterados fraudes en perjuicio a la administración pública.

De acuerdo con la información recabada en el expediente la acusación contra el concejal massista se basa en “la cantidad de hechos perpetrados, el alto monto de dinero defraudado (suma que hasta el momento asciende a los $800 millones), la duración en el tiempo, la actividad desplegada, en tanto facilitó la comisión de actos de corrupción en el ejercicio de la función pública, la posibilidad cierta de influencia entre coimputados y la pena en expectativa, en razón de la suma aritmética del máximo de la pena de los delitos investigados”.

Por todo esto, uno de los querellantes en la causa, la ONG Poder Ciudadano, pidió que los Albini sean detenidos ya que consideran que puede existir un “entorpecimiento en de la investigación”, teniendo en cuenta que ambos son actualmente funcionarios públicos.

 

MAS NOTICIAS