23.4 C
Buenos Aires
23.4 C
Buenos Aires

Tren Trasandino: «una foto en redes sociales despertó recuerdos y avivó el reclamo por su regreso»

COMPARTIR

En un grupo de Facebook, cientos de internautas compartieron fotos y pidieron la reactivación del ramal. Qué opina al respecto una experta de la Dirección de Patrimonio Cultural y Museos.

Una simple publicación en Facebook despertó cientos de recuerdos y un pedido claro de cientos de argentinos: que vuelva el Tren Trasandino. 

“Los que lo conocimos seguimos llorando su desaparición. Mi abuelo vino desde Chile en 1910, en uno de los primeros viajes. Contaba que iba tan despacio en algunos lugares que bajaban y caminaban al lado y luego volvían a subir”, compartió un usuario en un grupo llamada “Pueblos, Pueblitos y Parajes de Argentina” donde compartieron la foto de una de las estaciones del tren, que acumuló más de 4 mil “me gusta”.

El Trasandino comenzó a funcionar en 1891, año en que se habilitó el primer tramo, desde la estación terminal de la ciudad de Mendoza y la estación de Uspallata. Varios años después, en 1910, finalmente se habilitó de forma completa al inaugurarse el túnel de Las Cuevas. Así quedó unida la ciudad de Mendoza con la ciudad de Los Andes, en la República de Chile. Funcionó hasta el año 1984. Algunos años antes, en 1979, dejó de transportar pasajeros hasta el vecino país. 

Plano General del Ferrocarril Trasandino – 1903 – Dibujado por F.A.Fuentes para la obra “Geografía Descriptiva de la República de Chile” de Enrique Espinoza.
_

“Una gran tristeza, este podría ser un ramal excelente no solo para la comunicación con Chile, sino hacer como circula en Perú un tren turístico con todo el lujo, acá les dejo y vean si no se podría haber hecho algo similar, claro (me doy cuenta ahora) que acá no se podría hacer, entre los sindicalistas y la desidia de nuestros gobernantes”, reflexionó otro usuario.

También varios expresaron su pena al ver “las vías todas rotas y los túneles todos derrumbados por el paso del tiempo”. 

“Es tan necesario reactivar todo eso para que haya vida en los hermosos lugares de nuestra amada Argentina”, pidió un usuario. 

Se le sumó otro internauta, que, a pesar del deterioro, elogió la “obra extraordinaria” y destacó que “aún hoy es impresionante ver las vías, los refugios”. 

Puente del Ferrocarril Trasandino en Cacheuta. Foto: leandrojbm
_

A su vez se lamentó porque ya no funciona y agregó: “Siempre pienso en los obreros que llevaron a cabo esas obras, las dificultades enormes que atravesaron, y nosotros con toda la tecnología, las maquinarias, etc., solo hemos destruido, porque somos también responsables del estado de este bendito país”.

Y entre los cientos de comentarios, apareció el de Carlos, antiguo trabajador del recordado tren: “Qué recuerdos hermosos. Trabajé en el Ferrocarril Trasandino del año 1973 hasta el 1994, y nos dejaron afuera. Mi residencia era Punta de Vacas, dónde todavía vivo”. 

En diálogo con El Sol, Carlos Toconas contó desde su casa en Punta Vacas que a los 20 años entró a trabajar como “changarín” en el Tren Trasandino. Fueron 21 años dedicados a la reparación de vías. 

Archivo personal de Carlos Toconas, tomada en 1978, durante su trabajo en el Trasandino.
_

“Éramos una cuadrilla de más o menos 25 ferroviarios. Hacíamos 7 kilómetros para abajo y 7 para arriba para chequear todos los días que la vía estuviese bien, si la vía se torcía había que volverla a su nivel”, recordó Carlos. 

Su actividad se mantuvo hasta 1994. “Quedamos tres personas, íbamos a trabajar a Puente del Inca”, detalló y rememoró con amargura el momento en que el ex presidente, Carlos Saúl Menem, privatizó la red ferroviaria de Argentina convirtiendo a miles de rincones del país en “pueblos fantasma”. 

«Todos nos quedamos sin trabajo en aquel momento, no pensábamos que el presidente iba a hacer eso”, reconoció el oriundo de Punta de Vacas y se unió al pedido de las redes sociales: “Sería lindo que corriera el tren nuevamente porque se daría trabajo y turismo a ciertos parajes”. 

Un poco de historia

Graciela Moretti es arquitecta y trabaja en la Dirección de Patrimonio Cultural y Museos, Ministerio de Cultura y Turismo desde el año 2000, participando en varios programas y acciones de gestión en relación al corredor andino y al patrimonio ferroviario.

En diálogo con este diario reconstruyó parte de la historia de este tren, que tenía un recorrido inicial que iba “desde la ciudad de Mendoza hasta Las Cuevas, y desde aquí hasta Los Andes. Un recorrido total de 248 kilómetros de vía de trocha angosta, de un metro de ancho”. Sus ideólogos fueron los hermanos chilenos Juan y Mateo Clark Torres.

“En el primer tramo, -recordó Moretti- pasaba por Godoy Cruz, Luján de Cuyo y Las Heras. Ese tramo argentino tenía un desarrollo de 178,9 km”. 

_

Consultada respecto de la importancia que tuvo el tren para la región de Cuyo, la arquitecta destacó que fue resonante “para todo el continente”. Y explicó: “El objetivo había sido unir el océano Atlántico con el Pacífico. Desde el puerto de Buenos Aires, el transporte se hacía por el F.C. Gran Oeste Argentino, luego BAP, y luego FC. San Martin. En Mendoza, continuaba por el Trasandino, y luego de Los Andes, se tomaba el ferrocarril de Chile, rumbo al puerto de Valparaíso, o a la capital trasandina”.

En términos locales, “constituyó un medio de locomoción que recorría desde la ciudad hasta la alta montaña, disfrutando del paisaje natural, y de las vistas a la cordillera”. Moretti rescató que, gracias al paso del tren, “cada localidad tenía su carácter y alrededor de las estaciones se fueron conformando villas y poblados, como fue el caso de Cacheuta, Punta de Vacas, Puente del Inca, entre otros”.

En ese sentido, destacó el transporte de cargas, que fue una de las principales actividades del tren. Había “productos de todo tipo” y también “traslado de ganado”. 

Una estación relevante en el tema fue la de Blanco Encalada, donde se encuentra el Museo Ferroviario Alejandrino Alfonso, que impulsa la fundación Néstor Flores. 

En términos de patrimonio, Moretti sostuvo que “el cierre del Trasandino provocó la degradación de varias localidades que eran destacados centros ferroviarios”. Y pone como ejemplo el caso de Polvaredas, “un poblado que está tratando en los últimos tiempos de recobrar su imagen y vitalidad, habiéndose recuperado la antigua estación con nuevos usos”. 

_

La especialista puso el foco en la recuperación de los bienes del ferrocarril y las acciones positivas en pos de ese objetivo: “Entre las más destacadas se pueden mencionar, además de la consolidación del Museo en la estación Blanco Encalada, la creación del museo Ferroviario en estación Desvío Las Leñas, donde se ha desarrollado una importante acción en la recuperación de los edificios del cuadro de estación y en la recuperación de la memoria ferroviaria, al instalar un museo que ya se ha transformado en referente de la región”. 

Resaltó luego la creación de un sitio web, creado por un apasionado del Trasandino, Juan Kiektik, que estudia y difunde un valioso material que comparte con la comunidad. 

 

¿Se puede recuperar el Tren Trasandino?

Moretti recordó que “hubo varias propuestas” y que “todas se analizaron desde lo patrimonial”. 

En 2004 hubo una presentada por Tecnicagua, “que a la rehabilitación del tendido se sumaba la recuperación de los cuadros de estación y de los bienes ferroviarios: obras de arte, viviendas de trabajadores”. 

“Todas eran viables, faltó quizás la decisión para poder encarar los proyectos y lograr concretarlos”, enfatizó la especialista.

También, el Gobierno provincial presentó una propuesta el año pasado y “para ello se relevó el tendido entre Uspallata y Las Cuevas, con vistas a poner en marcha un tren turístico entre esas localidades, con una primera etapa entre Polvaredas y Puente del Inca, ojalá se continúe y concrete”.

De concretarse, para Moretti “se pondría en valor un gran patrimonio arquitectónico, paisajístico e histórico”. 

_

Por otra parte, “se podría contar con alternativas de transporte de productos en el corredor biocéanico”. En tercer lugar, para la arquitecta se podrían recuperar “localidades de montaña en ambos países, contribuyendo a un turismo cultural como el que se da utilizando el tren en otros países y zonas de montaña”. 

“Y finalmente, creo que lo más importante es devolver a las comunidades asociadas al ferrocarril la posibilidad de retomar ese trabajo ligado al transporte ferroviario”, cerró. 

MAS NOTICIAS

Murió Irene Cara, cantante de los éxitos de “Fama” y “Flashdance”

La actriz, cantante, bailarina y compositora estadounidense de origen...

Encontraron muerta a Eliana Pacheco, la joven que estaba desaparecida en La Plata

El cuerpo de Eliana Pacheco fue encontrado en un...

Diputados kirchneristas repudiaron los «insultos» de Espert a Hebe de Bonafini

Desde el Frente de Todos rechazaron las afirmaciones del...