23.1 C
Buenos Aires
23.1 C
Buenos Aires

Allanaron La Salada por el caso de una mujer que denunció haber sido secuestrada, drogada y violada en la polémica feria

COMPARTIR

La víctima denunció que la liberaron semidesnuda diez horas después en el barrio porteño de Constitución.

La Policía de la Ciudad allanó este sábado la feriaLa Salada, en el partido bonaerense de Lomas de Zamora, después de que una mujer denunciara que fue secuestrada, violada y abusada sexualmente mientras realizaba una compra.

De acuerdo con su relato, dos hombres la subieron a una camioneta y la violaron. Luego, afirmó que la llevaron a unos monoblocks donde escuchó que decían: “Llegó la hora”. Tras ultrajarla durante horas la dejaron abandonada, semidesnuda, en el barrio de Constitución.

El procedimiento fue efectuado por efectivos de la División Investigaciones que secuestraron filmaciones de adentro y fuera del predio. Además, se llevaron el listado de empleados y personal de seguridad que prestó servicio en la fecha que ocurrió el ataque.

También rastrilló el riachuelo desde el Puente Alsina hacia el Puente La Noria, en articulación con Prefectura Naval Argentina, con el objeto de hallar ropa de la víctima.

 

Parte de los elementos secuestrados en los allanamientos.

 

El brutal ataque

 

La víctima, de 30 años, relató que en primer término, un hombre de unos 20 años la chocó con su cuerpo y luego vio como dos sujetos la seguían. 

“Enseguida me empiezo a sentir mareada. Era como que las cosas se me venían encima, sentía que me iba a caer al piso… No puedo recordar muchas de las cosas que veía y escuchaba… Sentía que el cuerpo no me respondía, era como que no tenía fuerza», contó. 

Luego, sintió que la agarraban de la mano y la llevó hasta el pasillo al fondo del galpón. Los sujetos tenían gorras y sus caras a medio tapar, como con unos cuellos de polar que usaban tipo barbijos.

«Me subieron a un auto en su parte trasera y no sé a dónde me llevaron. Recuerdo que comenzaron a sacarme toda la ropa entre dos hombres, pero en los asientos de adelante del auto había uno o dos sujetos más, incluso me sacaron el pantalón y la bombacha, pero luego me volvieron a poner el pantalón y seguidamente me acostaron de costado sobre el asiento para que yo no pudiera mirar para adelante y me taparon con mi campera”, describió.

Sin tener conciencia de lo que estaba sucediendo, detalló que “de momento me despertaba y sentía que me apretaban y me mordían los pezones, me pegaron cachetazos y golpes en la cabeza. En un momento advertí que uno de ellos estaba arriba mío de frente con su cara tapada y una remera blanca. Sentí cómo me violó, yo intentaba gritar y él me tapaba la boca, mientras otro de ellos me agarraba”.

Finalmente, la llevaron a un edificio donde la siguieron ultrajando durante horas hasta que la Policía de la Ciudad la encontraron semidesnuda en el barrio de Constitución, diez horas después.

MAS NOTICIAS