14.5 C
Buenos Aires
14.5 C
Buenos Aires

Adepa condenó las expresiones del funesto Roberto Navarro y lamentó “las amenazas contra periodistas”

COMPARTIR

El impresentable periodista Roberto Navarro, al aire de su programa emitido por El Destape, emitió contundentes declaraciones contra sus colegas de oficio como Eduardo Feiman, Jonatan Viale, Luis Majul y Jorge Lanata en donde dijo que «algo hay que hacer con los que son como ellos». 

«Los Viale, los Lanata, los Feinmann, los Majul son los que están generando la violencia. Después pasan al aire los escraches. Yo creo que algo hay que hacer con ellos, algo hay que hacer con Jony Viale, con Majul, Leuco. Algo tenemos que hacer para frenarlos. Algo tenemos que hacer con ellos que están generando este nivel de violencia. Mañana o pasado un loco puede matar a alguien. Deberían tener miedo ellos», son algunas de las polémicas declaraciones que emitió Navarro al aire, hablando también sobre los recientes escraches a Pablo Echarri y Diego Brancatelli. 

Ante esas declaraciones, la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa) emitió un comunicado donde repudia enormemente la amenaza a periodistas.

A continuación el comunicado completo:

La Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa) deplora que desde un medio de comunicación se estimulen, en forma de advertencia, actitudes que puedan derivar en intolerancia y aún en violencia contra periodistas de otros medios.

En tal sentido, Adepa condena las expresiones proferidas ayer por el director de El Destape Radio, Roberto Navarro, contra un grupo de conductores y periodistas que trabajan en otros medios de comunicación, a quienes les imputa manifestaciones supuestamente violentas en sus respectivos programas. Bajo el pretexto de condenar esas presuntas actitudes, Navarro es quien termina justificando el uso de la violencia contra la integridad y la labor de los periodistas criticados.

La libertad de expresión en una democracia exige aceptar y convivir con las diferentes opiniones, aún las más vehementes y contrarias a la propia. Adepa no puede sino repudiar que justamente desde un medio -que debería ser un ámbito de respeto a este principio- se intimide, aun veladamente, a quien ejercite el derecho a expresarse libremente.

Desde Adepa siempre se ha condenado toda clase de incitación a la violencia. Es sumamente peligroso que se naturalice la posibilidad de que una crítica periodística, por dura que sea, pueda terminar avalando una represalia o una réplica violenta, que exceda el libre y aún intenso intercambio de opiniones y cruce el límite de la paz social.

MAS NOTICIAS