22.3 C
Buenos Aires
22.3 C
Buenos Aires

El operativo para detener al hijo del narco amigo de Capitanich, «El Chapo» Guzmán en México dejó 29 muertos

COMPARTIR

La detención de Ovidio Guzmán generó incendios, bloqueos de rutas y ataques en Culiacán, el noroeste del país.

El operativo realizado en México para detener a Ovidio «El Ratón» Guzmán, hijo del narcotraficante Joaquín «El Chapo» Guzmán, dejó 10 militares y 19 presuntos delincuentes muertos, informó este viernes el Gobierno de ese país.

«Diez militares lamentablemente perdieron la vida en cumplimiento de su deber», dijo esta mañana a la prensa el secretario de Defensa mexicano, Luis Cresencio Sandoval, quien indicó que, además, «se contabilizaron 19 fallecidos por parte de los transgresores de la ley» en el marco del operativo, que tuvo lugar el jueves.

El gobierno descartó que el detenido vaya a ser enviado inmediatamente a Estados Unidos, que solicitó su extradición.

Guzmán fue detenido por el Ejército y la Guardia Nacional bajo cargos de liderar la fracción Los Menores, afín al cartel del Pacífico (o cártel de Sinaloa) y es «hijo de Joaquín Guzmán Loera», condenado a cadena perpetua en Estados Unidos, detalló el secretario de Defensa, Luis Cresencio Sandoval.

Guzmán fue llevado en un avión de la Fuerza Aérea a la Ciudad de México.

Los tiroteos entre criminales y fuerzas de seguridad ocurrieron en varios puntos de Culiacán -capital del estado de Sinaloa- y se extendieron al aeropuerto de la ciudad, informó la agencia de noticias AFP.

 

 

En tanto, el presidente Andrés López Obrador afirmó que estaba realizándose un operativo contra el crimen organizado en Culiacán, del que no dio detalles, según la agencia Europa Press.

Las operaciones en la terminal aérea fueron suspendidas después de que un avión de pasajeros recibiera un impacto de bala momentos antes de despegar, sin que se registraran heridos, informó la empresa Aeroméxico.

También quedaron interrumpidas -en ambos casos, hasta nuevo aviso- las operaciones en el aeropuerto de la vecina ciudad de Mazatlán, informó el presidente del Grupo Aeroportuario Centro Norte (OMA), Ricardo Dueñas.

Además, fueron suspendidas las clases en las escuelas y un partido de la liga profesional de fútbol y AFP reportó incidentes en un penal donde permanecen detenidos varios narcotraficantes.

Tras registrarse bloqueos y balaceras en Culiacán y la ciudad cercana de Los Mochis, fuentes consultadas manifestaron que fueron cercados objetivos prioritarios del Gobierno Federal, entre ellos Ovidio Guzmán.

 

 

Varios vehículos de carga y automóviles ardían en calles de la ciudad, donde se registraron escenas de pánico entre personas que buscaban lugar para protegerse.

Rocha dijo más temprano que la operación de las fuerzas armadas se concentraba en el área de Jesús María, Municipio de Culiacán.

«Ello ha dado lugar a algunos eventos violentos en la capital y otros lugares del estado», señaló en su cuenta de Twitter.

 

 

Tras el operativo, el secretario de Seguridad Pública de Sinaloa, Cristóbal Castañeda, pidió a la población permanecer en sus domicilios para salvaguardar su integridad.

En tanto, la embajada de Estados Unidos en México alertó a ciudadanos estadounidenses sobre los hechos y recomendó evitar viajar a la zona.

Ovidio Guzmán es uno de los herederos del «Chapo» Guzmán, exlíder del cartel de Sinaloa.

 

 

Su captura ocurre días antes de la llegada del presidente estadounidense, Joe Biden, que el lunes visitará México para la Cumbre de Líderes de América del Norte.

Estados Unidos pidió la extradición de Ovidio Guzmán al considerarlo uno los líderes de su propia célula criminal, bajo la protección del cartel de Sinaloa.

Washington asegura que Ovidio Guzmán, alias «El Ratón», y su hermano Joaquín «El Güero» lideran y controlan las operaciones de tráfico de drogas de una célula criminal amparada por el cártel.

 

 

Por ello, ambos están acusados formalmente de conspiración para traficar cocaína hacia Estados Unidos, en una corte del Distrito de Columbia, con lo que también se mantiene una solicitud de extradición vigente.

El cartel de Sinaloa es considerado por la agencia antidrogas estadounidense DEA como el principal responsable del tráfico de fentanilo, una droga 50 veces más potente que la heroína y que causó numerosas muertes por sobredosis en ese país.

Sin embargo, Guzmán no será extraditado inmediatamente, advirtió el canciller, Marcelo Ebrard.

«No podríamos proceder a extraditarlo el día de hoy, mañana, pasado en estas circunstancias; tenemos que cumplir las formalidades», explicó el funcionario, según el diario mexicano El Universal.

 

 

El jefe de la diplomacia mexicana negó que la captura de Guzmán haya formado parte de algún intercambio con Washington a raíz de la visita del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunciada para este domingo, y aseguró que el operativo «se mantuvo en extrema reserva» sin que hubiera «intermediación ni consulta política en el gabinete».

Guzmán ya había sido detenido el 17 de octubre de 2019 en Culiacán, pero fue liberado por orden de López Obrador, en medio de una asonada de la organización criminal.

El mandatario izquierdista defendió entonces su decisión con el argumento de que se evitó un baño de sangre, cuando contingentes militares quedaron rodeados por civiles con armas largas.

La violencia en Culiacán se dio en paralelo a operativos en Ciudad de Juárez (en la frontera con Estados Unidos), en los que fue abatido Ernesto Piñón, alias «El Neto», quien se fugó junto con otros 24 presos de una cárcel de esa urbe el domingo último.

Tito López, ex puntero de Jorge Capitanich lo ligó al «Chapo» Guzmán…

Hasta fines del 2013, Tito López fue uno de los referentes sociales más cercanos al exgobernador del Chaco, Jorge Milton Capitanich. Actualmente la relación, parece quebrada. 

En 2014, diálogo con «Ahora es Nuestra la Ciudad» por FM Identidad, Tito López afirmo sobre el final de la entrevista, ante la pregunta sobre el supuesto paso de Joaquín «Chapo» Guzmán Loera por el Chaco, dijo: «Habría que preguntarle a Capitanich, tal vez tenga información él pero en el único lugar que encontraron efedrina fue Chaco y Buenos Aires. No quiero hablar mucho de eso porque tengo a mi compañero Gringo Pintos muerto por culpa de eso. Un día se me ocurrió presentar un proyecto de ley para que los funcionarios se hiciesen una rinoscopía porque teníamos sospecha de que algunos que estaban dentro del gobierno estaban enfermos con esa porquería y lo mataron al Gringo. Ahora estamos amenazados y perseguidos por causas viejas que teníamos».

Denuncia que golpearon a su hijo tras vincular a Capitanich con el ‘Chapo’ Guzmán…

El dirigente del MTD chaqueño Alberto “Tito” López denunció que luego de haber hablado en los medios sobre un presunto vínculo del jefe de Gabinete Jorge Milton Capitanich con el líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín ‘Chapo’ Guzmán, uno de sus hijos fue detenido y golpeado por la policía provincial. «Le dijeron a mi hijo que si hacía la denuncia por los maltratos y golpes que tuvo, lo iban a volver a detener», relató. Y dijo que «acá en el Chaco la policía hace el trabajo sucio de los políticos. Cuando vos no te callás la boca empiezan por los hijos, lo hermanos, esa persecución la tengo yo».

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) El dirigente del MTD chaqueño Alberto “Tito” López denunció que uno de sus hijos fue secuestrado y golpeado por la policía provincial luego de que vinculara al jefe de Gabinete, Jorge Milton Capitanich, con el narco detenido Joaquín “Chapo” Guzmán.
En diálogo con FM Identidad, el militante social afirmó que “en Chaco hay una persecución de dirigentes sociales”. Según López, desde hace cuatro años, cuando “presenté un proyecto para que los funcionarios se hagan una rinoscopía, empezó la persecución».
Al referirse al caso de su hijo, relató que luego de hablar en los medios sobre el posible vínculo entre Capitanich y el Chapo Guzmán, «la respuesta la tuve al toque, se llevaron preso a mi hijo, lo tuve una hora desaparecido, tuve que andar de comisaría en comisaría buscándolo».
«Cuando me lo iban a entregar, le dijeron a mi hijo que si hacía la denuncia por los maltratos y golpes que tuvo, lo iban a volver a detener los policías”, denunció López.
«A las dos de la mañana lo llevaron preso sin ningún motivo. No es la primera vez», agregó.
En otro pasaje, el dirigente del MTD resaltó que en Chaco «aumentó el 97% el consumo de drogas” al tiempo que recordó que «la señora (ex ministra de Defensa y Seguridad) Nilda Garré le mandó a la Cámara de Diputados de la provincia donde estaban las 141 pistas clandestinas y nadie quiso hablar de eso».
A su vez indicó que, cuando mostró esa información, «empezó mi calvario por mostrar las pistas, por decir que muchos funcionarios estaban enfermos con esa basura, por haber dicho en una reunión junto con Capitanich y algunos jefes de la policía, les dije que ‘están dejando la zona liberada para el tráfico de estupefacientes». 
«Automáticamente me mandaron a perseguir a mí, a mi familia, a mis hijos, permanentemente me tengo que estar cuidando«, relató. Y dijo que «acá en el Chaco la policía hace el trabajo sucio de los políticos. Cuando vos no te callás la boca empiezan por los hijos, lo hermanos, esa persecución la tengo yo».
«Tenemos miedo, tenemos al compañero Maxi López muerto, el compañero Gringo Pinto muerto. Yo tengo 52 causas abiertas y dos juicios oral y público, todo por luchar, ninguna por haber matado o robado», prosiguió.
Por otra parte, negó haber sido un hombre de confianza de Capitanich: «Hay una confusión, yo no fui dirigente cercano a Capitanich, a los 3 meses que Capitanich entró al Gobierno del Chaco, me mete preso a mí y a 147 compañeros«. Y luego ahondó:«Capitanich se cansó de cagarme a palos y de perseguirme. En el Chaco hoy no se puede hablar, no se puede manifestar».
Finalmente, se refirió a Cristina Fernández. «Yo creo que la Presidenta de la Nación tiene que mirar de los derechos humanos de hoy, está bien que mire los derechos humanos del pasado, pero también que mire los de hoy. Hay 86 muertes en la provincia del Chaco que nunca se investigaron».
Crimen, herederos y negocios tras la obsesión de Capitanich por un campo…
Una disputa judicial entre una familia y el gobierno de Jorge Capitanich dirime el futuro de más de 150 mil hectáreas de campo en la provincia de Chaco que pertenecían a Manuel Roseo, un terrateniente de esa provincia asesinado en 2011.

La muerte de Roseo impulsó un viejo anhelo: convertir a la estancia La Fidelidad en un Parque Nacional. La iniciativa fue aprobada por el Congreso en 2014, pero la Administración de Parques Nacionales no puede disponer de los terrenos debido a la aparición de dos herederos, hasta ese momento, desconocidos.

Se cree que el crimen, por el cual Raúl Menocchio fue condenado a prisión perpetua, tiene directa vinculación con la intención de expropiar las tierras.

Tras la muerte de Roseo el gobierno provincial ingresó a La Fidelidad en el sistema nacional de áreas protegidas y creó un fideicomiso para reunir los 64 millones de pesos en los que la Junta de Valuación de Chaco tasó la estancia.

La aparición en escena de Nélida Cuellar, una mujer con la que Roseo tuvo dos hijos, se interpuso en los planes de las autoridades locales. Los jóvenes en cuestión son Emanuel y Lucía, quienes se sometieron a cinco exámenes de ADN y todos fueron compatibles con los genes de Roseo. 

En diálogo con PERFIL, Carlos Gustavo Del Corro, abogado de los Cuellar, explicó por qué la Justicia de Chaco no reconoce la identidad de los jóvenes. “Al desconocer a los chicos como herederos, quieren pagar por las tierras el valor fiscal y no el real”, declaró.

Las partes también discrepan en torno al precio de las tierras y la participación de un inversionista estadounidense genera dudas. Douglas Tompkins, titular de la fundación Conservation Land Trust, aportó $ 7,5 millones para iniciar la expropiación. La familia cree que detrás de su participación se esconden negocios.

Pese a que en 2008 el gobierno de Capitanich le otorgó a La Fidelidad un valor de US$ 1.250 la hectárea, en 2012, la Junta de Evaluación provincial le puso un valor de sólo $ 64 millones. “Las tierras valen $ 2.600 millones y quieren pagar solamente $ 60 millones, es una estafa”, expresó Del Corro.

En el entorno de Capitanich respondieron que el gobierno de Chaco no compra las tierras sino que lo hace la fundación de Tompkins y dijeron tener dudas sobre los hijos de Roseo.

Si bien ya se entregó la posesión de las tierras a Parques Nacionales, la propiedad de las mismas aún está en disputa y el acuerdo parece estar lejos.

MAS NOTICIAS