26.1 C
Buenos Aires
26.1 C
Buenos Aires

Detuvieron a Nahuel Vargas, el último prófugo del crimen de Fernando “Lechuga” Pérez Algaba, el comerciante asesinado de dos tiros por la espalda y luego descuartizado

COMPARTIR

Nahuel Vargas, detenido por el crimen del comerciante descuartizado

Fue arrestado esta tarde en la casa de su madre en Castelar. Ya son nueve los sospechosos presos por el asesinato de Fernando Pérez Algaba.

Nahuel Vargas (43) supo ser amigo de Fernando Pérez Algaba, al menos así lo contó él, cuando relató cómo lo acompañó al campo de General Rodríguez ese 18 de julio pasado, en el que se vio con vida por última vez al comerciante que luego apareció descuartizado en Ingeniero Budge. La investigación desnudaría más tarde que su accionar en ese predio de la zona Oeste estaba lejos de una actitud amistosa, si no que estaba involucrado en el asesinato. Se pidió la detención el lunes y, finalmente, este jueves fue capturado.

Así lo confirmaron fuentes del caso. Lo atraparon agentes de la DDI de Lomas de Zamora y de la División Homicidios en la localidad bonaerense de Castelar, en la zona Oeste del Conurbano. Se escondía en la casa de su madre, ubicada sobre la calle Los Indios al 2.400.

Vargas se convierte de esta manera en el noveno detenido en el marco de la causa por el crimen de Pérez Algaba. Era el único prófugo que quedaba en el expediente que investiga el fiscal Marcelo Domínguez de la UFI N°5 de Lomas de Zamora.

Está acusado, al igual que la mayoría de los otros ocho detenidos, del delito de “homicidio cuádruplemente agravado por el empleo de arma de fuego, por concurso premeditado de dos o más personas, por alevosía, por placer y codicia”.

Hay que recordar que ya estaban presos Maximiliano Pilepich y la mujer que lo escondía; el policía Horacio Córdoba, Luis Alberto Contreras, Gastón Carrizo, Matías Gil, Flavia Bomrat y Alma Nicole Chamorro.

En las últimas horas, su situación se había complicado. Luis Contreras, uno de los detenidos por el crimen, decidió confesar su participación en el hecho y dijo que Maximiliano Pilepich y Nahuel Vargas llegaron a su casa de Ingeniero Budge con el cadáver ya descuartizado y embolsado.

También dijo que él se encargó de ayudarlos a colocarlo en una valija y descartarlo. Contreras es el hermano de Alma Nicol Chamorro, la mujer detenida al comienzo del caso.

Lo cierto es que el arresto de Vargas ocurre el mismo día que quedó preso Horacio Córdoba, el comisario de la Policía de la Ciudad implicado en el crimen del comerciante descuartizado. El arresto se produjo luego de que fuera indagado por el fiscal del caso.

El agente, que fue pasado a disponibilidad este lunes luego de conocerse su imputación, trabajaba para Subsecretaría de Tecnología e informática del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño. A su cargo tenía el monitoreo de los efectivos y móviles de la Ciudad.

Además, este miércoles había sido atrapado Pilepich. Cayó en la casa de una mujer de la localidad de Paso del Rey: se trata de Blanca Gladys Cristaldo. Ella también fue arrestada de urgencia en el marco del expediente que investiga el fiscal Domínguez.

Salvo Chamorro, que fue detenida al inicio de la investigación, el resto cayó el lunes pasado cuando el fiscal libró todas las órdenes de detención.

MAS NOTICIAS