11.2 C
Buenos Aires
11.2 C
Buenos Aires

Un empleado municipal amenazó de muerte al intendente de Puán y llamó a abusar de su hija

COMPARTIR

A través de un audio, el funcionario alentó a incendiar la casa del mandatario bonaerense “a la noche, cuando esté durmiendo con su familia, para que no vaya la Policía ni los bomberos”.

Recientemente, el Municipio de Puan, ubicado en el interior de la provincia de Buenos Aires, divulgó una amenaza de muerte que recibió el intendente, Diego Reyes, por parte de un empleado municipal. “Hay que prenderle la casa junto con toda la familia adentro y manotearle a la hija”, expresó el empleado en un audio de Whatsapp que hizo público el municipio bonaerense en sus redes sociales.

En el audio, el empleado menciona la necesidad de producir el incendio “a la noche cuando [el intendente] esté durmiendo, cosa de que ni vaya ni la Policía ni los bomberos ni apagársela”. Además, compara esta metodología con un incidente anterior donde Horacio Luis López, exintendente de Puan entre 1999 y 2011, fue víctima de un incendio en su casa. 

Según recordó el trabajador del municipio, en esa ocasión, “los cazadores le prendieron fuego la casa a López y a los quince minutos firmó los papeles para que pudieran ir a cazar”. Posteriormente, arremetió contra el actual mandatario bonaerense y sentenció: “La casa hay que prenderle fuego para que así aprenda. Es bastante, bastante soberbio”.

El empleado también dirigió sus amenazas hacia la hija de Reyes, sugiriendo que si no pueden hacerle daño en otro lugar, deberían hacerlo en la casa del propio intendente. “Hasta hace 15 minutos la vi acá en el poli, se está viniendo a bañar a la pileta porque tiene una amiga y se está viviendo a bañar a la pileta. Si no se la manotean acá hay que manoteársela allá [en la casa del intendente]”, dijo en el audio.

El secretario de gobierno del Municipio, Franco Mombelli, anunció el hecho y remarcó que se trata de “un audio de Whatsapp que está circulando en grupos de sindicato municipales”. De esta manera, ante la gravedad de los hechos, el intendente Diego Reyes presentó una denuncia penal en la ayudantía del fiscal. 

La policía actuó rápidamente y allanó el domicilio del autor de las amenazas, con la orden de la jueza Claudia Olivera del Departamento Judicial de Bahía Blanca, confiscando un teléfono Samsung modelo A12. Además, el empleado municipal fue notificado de su imputación por el delito de amenazas, según informó el municipio.

Al respecto, el municipio de Puan emitió un comunicado informando sobre el allanamiento y el secuestro del teléfono del agresor, destacando la colaboración de la justicia en este proceso.

MAS NOTICIAS