18.1 C
Buenos Aires
18.1 C
Buenos Aires

El Polo Obrero habría utilizado otras tres empresas truchas para facturar millones

COMPARTIR

La Justicia avanza en la investigación de estas firmas que pertenecen a los mismos dueños de la empresa Coxtex SA, una compañía a través de la cual se desviaron fondos y que la AFIP considera apócrifa.

El juez federal Sebastián Casanello avanza sobre las dos empresas investigadas por hacer facturas truchas al Polo Obrero, las que se cree se utilizaron para simular gastos y ocultar el destino final de los millones de pesos que la organización recibió como unidad de gestión del Potenciar Trabajo.

La Justicia ya tiene probado que de los $113 millones que el Polo Obrero recibió del exMinisterio de Desarrollo Social, $25 millones se desviaron a la imprenta Rumbos y a Coxtex S.A., que para la AFIP es una empresa que se creó para emitir facturas truchas. La empresa comenzó a funcionar el mismo año en que el Polo Obrero comenzó a recibir millones de pesos del Potenciar Trabajo.

Esta última compañía hizo en favor del PO recibos apócrifos por un total de $5 millones, los que se cree luego se ocultaron en otras tres empresas fantasmas.

Según afirma TN en su web, la compañía Coxtex fue fundada en 2020 por Luis Alexander Pichuaga y Mariana Soledad Vega. Estas dos personas, por su parte, crearon en estos últimos años tres compañías más: Ciriano Shoes CRL; Recinsur S.A. y VSP Consulting S.A.

El juzgado de Casanello sospecha que parte de los $5 millones que el Polo Obrero le envió a esta empresa, la que luego emitía facturas por servicios o elementos que no se prestaban o entregaban, terminaron en esas tres firmas apócrifas.

En esta línea, los investigadores siguen la pista de una serie de empresas truchas que se habrían utilizado para ocultar el destino final de la plata.

La AFIP considera que Coxtex es una empresa apócrifa porque realiza multiactividades; tiene pocos empleados y no presenta finanzas que sustenten sus actividades, entre otras irregularidades.

Las facturas que la imprenta Rumbos le hizo al Polo Obrero. Foto: TN. Coxtex no es la única empresa que se encuentra en la mira judicial. También la imprenta Rumbos -a la que el Polo Obrero desvío $20 millones. La Cámara Nacional Electoral (CNE) confirmó que esa compañía aportó para las campañas electorales e institucionales del Partido Obrero unos $18 millones entre 2020 y 2023. De esta manera los investigadores creen que parte del dinero desviado tenía como objetivo final financiar al propio Partido Obrero, que compite en las elecciones dentro del Frente de Izquierda, que tiene entre sus referentes a Gabriel Solano y Romina Del Plá.

Rumbos S.A. fue fundada en 2017 por Christian “El Colo” Rath, un exdirigente del partido que murió tiempo atrás, y Roberto Adrián Albornoz, que fue citado a indagatoria para el próximo 25 de junio.

MAS NOTICIAS