19.3 C
Buenos Aires
19.3 C
Buenos Aires

Encontraron muerto en Pinamar dentro de una pileta al ex intendente Roberto Porretti

COMPARTIR

La Policía investiga las circunstancias del fallecimiento. El ex funcionario K estaba involucrado en una causa de corrupción y pedido de coimas durante su gestión al frente de la municipalidad de ese distrito bonaerense.

En las últimas horas se conoció que el cuerpo del ex intendente de Pinamar, Roberto Porretti, fue hallado flotando en una piscina del club San Vicente, de la localidad bonaerense. La policía de la provincia investiga las causas del hecho que desencadenó el fallecimiento del político de 65 años.

Según indicaron fuentes allegadas a la causa que se tramita en la Unidad Fiscal de Investigaciones (UFI) Nro. 5, a cargo de la fiscal Verónica Zamboni, el cadáver fue advertido por personal de la policía local en horas de la mañana dentro del antes mencionado club deportivo de Pinamar.

De acuerdo al reporte oficial, Porretti, fue auxiliado por el guardavidas presente en el natatorio, de la calle Júpiter al 1.009, mientras se dio aviso a los servicios de emergencia para que asistan a la víctima, sin embargo al arribo de la ambulancia, el personal de salud pudo constatar que el ex jefe comunal ya había fallecido.

Por ello, se dio intervención a la Justicia para que se investiguen los causales de muerte y se autorice a realizar la autopsia correspondiente al cuerpo, por lo que se espera que la Policía Científica de la provincia de Buenos Aires informe fecha y hora de la operación.

Roberto Porretti estuvo al frente de la municipalidad de Pinamar el 10 de diciembre de 2007 hasta el 12 de junio de 2008, cuando en medio de un escándalo de corrupción fue destituido por el Concejo Deliberante local, mientras la Justicia iniciaba una investigación penal en su contra, tras la denuncia de los dueños del boliche Ku por supuesto pedidos de coimas.

El hecho se conoció luego de una cámara oculta en medio de una investigación periodística, en donde se veía al funcionario público extorsionando a los empresarios para permitirles que el boliche siga funcionado en la ciudad balnearia. Tras varios procesos judiciales, finalmente en febrero de este año, la Corte Suprema de Justicia ratificó su condena a dos años y medio de prisión por extorsión, encontrándolo culpable junto a su ex secretario de Gobierno. 

MAS NOTICIAS