14.5 C
Buenos Aires
14.5 C
Buenos Aires

Pablo Alarcón reveló qué lo salvó cuando la Triple A lo fue a buscar a su casa: Estaban todos armados y (pensé) ‘acá me matan, acá termina todo’

COMPARTIR

El actor Pablo Alarcón reapareció en la TV para hablar de su trayectoria y de momentos difíciles que le tocó vivir a lo largo de su extensa carrera. El artista trajo a escena una difícil situación que le tocó transitar, y que la actuación y la fama le salvaron la vida durante la dura etapa de la dictadura.

En una nueva edición de PH, Podemos hablar, una de las grades figuras que fue parte del programa que se emite por Telefe fue Pablo Alarcón. El actor pasó por todos los estados durante la trasmisión, pero se quebró sobre el final, antes de pasar a la mesa. Fue en el momento en que cada invitado cuelga una foto con un pedido o confesión.

“Yo, a mi edad, debo confesar que no necesito trabajar más. Necesito ganar plata para vivir. Durante la pandemia pasé un momento crítico de dinero y entré, no te digo en una depresión, porque no conozco esa emoción, pero sí me puso triste no saber qué hacer”, comenzó diciendo.

“Mis dos adorables hijas me ayudaron. Llegué a casa, me encontré con una cena, era todo muy normal, y de pronto, se miraron las dos, y me abrazaron. Juntos armamos lo que me mantuvo en pie durante toda la cuarentena. Se trata de un espectáculo que lo sigo haciendo todavía, que se llama El cocinero está frito, estaba frito yo en ese momento, y salí gracias a mis hijas de eso”.

Luego aclaró como es la obra que realiza a delivery. “Voy a tu casa, cocino, sirvo la comida, hago un espectáculo, toco la armónica…”, sentenció el artista que es contactado por mucha gente a través de su Instagram.

En otro tramo del programa conducido por Andy Kusnetzoff en la pantalla de Telefe, Pablo Alarcón reveló qué lo salvó cuando la Triple A lo fue a buscar a su casa. “Antes del golpe militar de Videla vienen a casa a buscarme. La Triple A, una agrupación que había formado el gobierno peronista. Yo había hecho una película contra la violencia y estaban buscando a mi verdadero nombre. Yo no me llamo Alarcón, mi documento dice Marabotto”, contó.

“Salgo con quien era mi esposa, Mónica Jouvet, lamentablemente fallecida, y veo a dos Ford Falcon que se detienen en la puerta y dije ‘me vienen a buscar, entremos’. A los dos minutos entraron cinco tipos, me pusieron contra la pared, me destrozaron la casa buscando la película, me pusieron la pata en la espalda a mí y a la que era mi mujer”, recordó.

“Estaban todos armados y (pensó) ‘acá me matan, acá termina todo’. Nos mirábamos, uno me patea, me hace poner contra la pared y (le dice) ‘¿cómo te llamás?. Yo le di mi nombre artístico, Pablo Alarcón. El tipo me mira y me dice ‘¿vos no sos el que labura en la novela del 9?’”, continuó.

“‘Uh por dios, me equivoqué, no te puedo hacer nada a vos, que sos el ídolo de mi mujer, de la novela de las tres de la tarde. ¿Y vos no sos la hija de la gorda? Uh perdón, firmame un autógrafo’. El tipo que me vino a matar, me pidió un autógrafo. Me dieron un beso en la mejilla y se fueron”, concluyó.

MAS NOTICIAS