14.8 C
Buenos Aires
14.8 C
Buenos Aires

CENSURA K: El gobierno ( el Enacom y la Secretaría de Medios ) analiza sancionar a LN+ por los dichos de Canosa y Di Marco sobre Florencia Kirchner

COMPARTIR

En canal La Nación+, las periodistas hablaron de un «abuso» sobre la nieta de Cristina y de la supuesta enfermedad de Florencia Kirchner. El Gobierno analiza retirar la publicidad oficial al canal.
_

El gobierno analiza quitarle la publicidad oficial al canal La Nación+ por los dichos de Viviana Canosa y Laura di Marco en el programa que conduce la primera de ellas, emitido este viernes por la señal de cable.

Di Marco fue al programa para hablar sobre la vicepresidenta y su hija, Florencia Kirchner. «Me da mucha pena Florencia. Tiene una anorexia nerviosa galopante. Y quienes estudian la enfermedad de la anorexia dicen que eso es por falta de madre», aseguró Di Marco.

Canosa aportó lo suyo sobre Florencia: «Aparte abusaron de su hija siendo menor», lanzó mientras en la pantalla mostraban fotos de las redes sociales de la hija de la vicepresidenta.

Di Marco dijo que Cristina nunca hizo terapia y contó que «es hija de una madre soltera con una bipolaridad». Más tarde afirmó que la ex presidenta «tiene un perfil psicopático. Es psicópata y no tiene empatía».

Me da mucha pena Florencia. Tiene una anorexia nerviosa galopante. Y quienes estudian la enfermedad de la anorexia dicen que eso es por falta de madre.

Luego las conductoras, entendieron que Cristina «está rota». «Su hija tuvo varios intentos de suicidio», agregó Di Marco.

Di Marco también dijo que en pasado Máximo Kirchner «también tuvo problemas de adicción» y la misma acusación dirigió al intendente de La Matanza, Fernando Espinoza. «Espinoza es un adicto, mil veces lo encontraron dado vuelta en tal o cual lugar ¿Por qué no hablamos de esto? Por eso no aparece, por eso está de joda», afirmó Di Marco y Canosa agregó: «Hay gente como Espinoza que está blindada porque debe poner pauta».

Según pudo saber LPO de fuentes oficiales, el Enacom y la Secretaría de Medios analiza aplicar los artículos 70 y 71 de la resolución 9090. Estos artículos establecen que los medios de comunicación deberán cumplir con diversos requisitos para acceder a la publicidad del Estado. Allí se destaca la expresa mención a evitar la difusión de discursos de odio.

El vicepresidente del Enacom, Gustavo López, explicó a LPO que la Libertad de Expresión tiene dos momentos. Un momento previo donde nadie puede impedir a nadie decir lo que quiera. Y un segundo momento en el que tanto leyes nacionales como tratados internacionales de Derechos Humanos hablan de las responsabilidades ulteriores. «Podés decir lo que quieras pero después te tenés que hacer cargo de lo que dijiste», dijo.

Según explicó, Gustavo López el Enacom tiene mecanismos y actúa de oficio para analizar si lo que se dijo viola las leyes vigentes. En el organismo un cuerpo de fiscalizadores miran los contenidos y detectan posibles infracciones a la ley. Luego los evaluadores hacen un análisis más profundo y si encuentran que efectivamente existe una infracción se hace un cargo y se le da al medio un plazo de diez días para contestar. Tras ese descargo, el organismo emite un dictamen jurídico y si se determina que se violó la ley pasa al directorio para aplicar una sanción.

Espinoza es un adicto, mil veces lo encontraron dado vuelta en tal o cual lugar ¿Por qué no hablamos de esto? Por eso no aparece, por eso está de joda.

Poco después de la emisión del programa, La Cámpora repudió los dichos de Canosa y Di Marco a través de una serie de tuits. La agrupación consideró que los dichos podrían ser tipificadas como una muestra de «brutalidad», «perversidad» y «crueldad» motorizadas desde los medios de comunicación, y se preguntó si «la barbarie de Julio Saguier, dueño de La Nación y amigo de fiscales y jueces, ¿tiene un límite?».

«Hace veinte años que Cristina y su familia es violentada de manera pública y sistemática por las estructuras más poderosas del país», agregó la agrupación para finalmente advertir que las palabras dedicadas a Florencia y su madre constituían un «fusilamiento mediático» por el cual «alguien debe hacerse cargo».

Un dirigente de La Cámpora incluso reveló que periodistas del diario de La Nación se comunicaron con Máximo Kirchner para tomar distancia de lo dicho en el canal. «Es una pena que no lo hagan público», agregó el dirigente.

Fuentes del gobierno explicaron a LPO que si bien la opinión política no es sancionable, «una cosa es la opinión política y otra es la falsedad, la estigmatización. Hablar de una supuesta enfermedad sin conocimiento y sin guardar ningún tipo de protocolo», cuestionaron.

«Esto fue una barbaridad. No se respetaron las normas consagradas en la ley. No hubo intención de tratar un tema político, sino producir un daño sobre la ex presidenta y su hija», agregaron.

En tanto, la Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual que preside Miriam Lewin informó que sus equipos técnicos se encuentran trabajando a partir de «reclamos de las audiencias» referidos a las afirmaciones emitidas por La Nación+ sobre la vicepresidenta y la salud de su hija. «En breve nos expediremos sobre el tema», adelantaron en un posteo.

FUENTE: LA POLITICA ONLINE.

MAS NOTICIAS