24.6 C
Buenos Aires
24.6 C
Buenos Aires

Detuvieron a Cacho Garay por violencia de género: «la policía encontró cinco armas de fuego en su casa»

COMPARTIR

El humorista fue denunciado por su pareja y lo apresaron en su domicilio en Luján de Cuyo, en la provincia de Mendoza. 

Juan «Cacho» Garay, el conocido humorista mendocino fue detenido por la policía en su domicilio ubicado en el departamento de Luján de Cuyo, luego de que su esposa lo denunciara por violencia de género. 

Durante un allanamiento realizado a las 13.30 en la vivienda ubicada en calle 20 de Septiembre, que fuera solicitado por la Unidad Fiscal de Violencia de Género, los efectivos policiales hallaron cinco armas de fuego que fueron secuestradas, detallaron las fuentes policiales.

En las últimas horas, el abogado de la denunciante, en entrevistas realizadas a los medios había señalado que la esposa del humorista decidió recurrir a la Justicia luego de un episodio de violencia en un hotel de la ciudad cordobesa de Carlos Paz el fin de semana pasado. El letrado sostuvo que su clienta fue a un refugio para mujeres, ya que su esposo se negaba a dejar la casa que compartían en Mendoza e indicó que estaba desde hace 13 años en pareja con el humorista y había sido victima de “violencia física, económica y sexual”.

“Viene de un largo período de sufrir violencia en todos los sentidos”, dijo el abogado José Manuel Fiz. Según detallaron fuentes policiales, entre las armas secuestradas se encuentran un machete de hierro de 40 centímetros de largo, un hacha con hoja de hierro, dos escopetas, dos fusiles y una pistola de gas comprimido.

Garay decidió romper el silencio a través de su cuenta oficial de Facebook, en donde aseguró que es inocente y agradeció a sus fanáticos: “Gracias a los miles de mensajes de apoyo, y gracias a Dios porque mi verdad me mantiene la conciencia cristalina”. En la imagen con la que acompañó el posteo incluyó una frase que se le atribuye al pintor español Salvador Dalí: “Que hablen bien o mal, lo importante es que hablen de mí, aunque confieso que me gusta que hablen mal, porque eso significa que las cosas me van muy bien. De los mediocres no habla nadie, y cuando lo hacen solo se dicen maravillas”.

En diálogo con Intrusos, el abogado de Verónica Macias Bracamonte reveló que su clienta “está en un refugio, sin comunicación con nadie y la dirección no la puede brindar. “Ya pasaron 18 horas y todavía no logra que excluyan al agresor de la vivienda del matrimonio, porque ellos hasta la fecha están casados”, había comentado antes de conocerse la detención del artista.

Por su parte, Pablo Layus detalló que la denuncia fue radicada el domingo, por un hecho ocurrido el sábado en el Hotel Eleton. “Cacho Garay y su esposa tuvieron una discusión muy fuerte en la que tuvo que intervenir la gente de seguridad del hotel. Por suerte aplicaron todos los protocolos correspondientes y apartaron a Cacho de la habitación, que estaba totalmente dada vuelta”, comentó.

Según explicó el abogado de Verónica, en la legislación hay medidas que la Justicia toma escuchando a una sola parte, que en este caso es la denunciante: “El agresor tiene que ser excluido del hogar y eso no se está cumpliendo. Ella económicamente está desamparada, físicamente no puede ingresar a su hogar y psicológicamente no puede hablar”.

Por su parte, en un audio enviado al ciclo televisivo, Verónica se mostró muy angustiada por la situación: “Estoy asistida por muchas personas que están capacitadas en casos de violencia de género. No estoy bien, y es un proceso esto, pero voy a hablar, quiero hablar para que se sepa la verdad”. Por lo pronto, Garay quedó aprehendido en una sede policial y a disposición del fiscal Daniel Carniello, quien deberá definir su situación procesal.

MAS NOTICIAS