10.8 C
Buenos Aires
10.8 C
Buenos Aires

Caso Emmily Rodrigues: «Encontraron ketamina en una jeringa en la casa del empresario Sáenz Valiente»

COMPARTIR

Los investigadores creen que pudieron inyectar a Emmily Rodrigues antes de caer del sexto piso. Esta droga fue detectada en la sangre y la orina de la modelo cuando se le realizaron los análisis toxicológicos.

Una nueva pericia determinó que en una jeringa secuestrada en el departamento del empresario Francisco Sáenz Valiente, procesado por el homicidio culposo de Emmily Rodrigues, había ketamina, por lo que la querella cree que la modelo brasileña también fue inyectada con esta droga antes de caer del sexto piso y analiza pedir una imputación más grave para el acusado, informaron este lunes fuentes judiciales.

El informe pericial -al que tuvo acceso Télam-, fue realizado por la Dirección de Criminalística y Estudios Forenses de la Gendarmería Nacional que realizó un análisis químico cualitativo de psicotrópicos y estupefacientes en una serie de muestras levantadas de distintos objetos secuestrados en el departamento de Sáenz Valiente (52).

“La muestra analizada e identificada como ‘M8J’ contiene ketamina como principio activo”, señala una de las conclusiones del reporte, al referirse a un líquido incoloro que fue hallado en el interior de una jeringa de plástico de 20 mililitros.

El mismo informe descarta la presencia de ésta y otras drogas en el resto de los elementos estudiados.

La ketamina fue una de las sustancias que, junto a MDMA (éxtasis), cocaína, marihuana y alcohol, los estudios toxicológicos habían detectado en la sangre y en la orina de la modelo brasileña.

La pericia cuenta con la firma no solo de la perito oficial de Gendarmería, la primer alférez Lorena Buyatti, sino también la de los peritos de parte de la querella y de la defensa, Walter Gorbak y Ángel José Martín, respectivamente.

Al describir los efectos de esta droga, los peritos señalaron que la ketamina “es un anestésico disociativo que tiene efectos alucinógenos”, que “puede inducir un estado de sedación, inmovilidad y amnesia, además de aliviar el dolor”, que en su forma líquida “se inyecta o se mezcla en bebidas” y que “también se ha utilizado para facilitar la agresión sexual”.

“Con esta nueva evidencia, estamos convencidos de que Emmily la inyectaron con ketamina. Hay que recordar el audio de la segunda llamada al 911 donde mientras pide ayuda, se la escucha decir a ella claramente la frase ‘¡me pincharon!’”, dijo a Télam el abogado querellante Ignacio Trimarco.

El letrado también comentó que “esta jeringa fue secuestrada en la misma habitación donde fue encontrado el top fucsia de Emmily que la semana pasada, con otras pericias, nos enteramos que tenía una mancha de sangre”.

Trimarco anticipó que ya trabaja para hacer una presentación en la causa en la que planteará “una imputación mucho más grave para Sáenz Valiente” y hasta en un pedido de “reautopsia”.

“Hasta ahora lo tenemos procesado por suministrarle drogas y facilitar el lugar para ello, pero pero ahora tenemos a una mujer desnuda, posible víctima de un abuso sexual no consumado, que cuando pide auxilio y le inyectan ketamina para sedarla”, explicó el abogado.

Para la querella el resultado de este nuevo peritaje podría complicar la situación de Sáenz Valiente quien el miércoles pasado, en un fallo de la Sala 6 de la Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional, terminó procesado, sin prisión preventiva, pero con la obligación de tener que usar una tobillera electrónica, por el «homicidio culposo» y la «facilitación de drogas» a Rodrigues.

El martes pasado también se conoció otro informe pericial que detectó sangre y semen en 25 muestras levantadas en preservativos, sábanas, acolchados y hasta en el corsé que usaba Emmily la noche en la falleció al caer al vacío.

El hecho ocurrió el 30 de marzo pasado, cuando luego de cenar en un restaurante de la Costanera norte y de pasar por un bar de Palermo, Emmily (26) llegó a las 3.21 con dos amigas al departamento de Sáenz Valiente, en el sexto piso del edificio de Libertad 1542, en Retiro, donde ya se encontraba una cuarta mujer.

Tras una madrugada de excesos con ingesta de alcohol, marihuana, cocaína y «tuci», Rodrigues sufrió un aparente brote psicótico y a las 9.18 terminó cayendo por una ventana desnuda al patio interno del pulmón de manzana del edificio, cuando en el departamento solo estaban Sáenz Valiente y una de sus amigas.

La autopsia concluyó que la muerte de Rodrigues fue producida por «politraumatismos» y «hemorragias internas y externas» por la caída que tuvo desde un sexto piso, no detectó lesiones compatibles con un ataque sexual.

Sáenz Valiente declaró que la joven sufrió un brote psicótico y que se arrojó al vacío pese a que él la sujetó e intentó evitarlo.

A Sáenz Valiente lo comprometen una serie de mensajes de esa noche con su dealer y con dos de las mujeres que fueron a su casa, donde les decía que tenía «tuci, faso y coca» en su departamento.

MAS NOTICIAS