12 C
Buenos Aires
12 C
Buenos Aires

A fondo contra la Corrupción K: El Gobierno de Milei pide ser parte de la causa que investiga el escándalo de ANSES de Alberto Fernández

COMPARTIR

A través de la Oficina Anticorrupción, el Gobierno Nacional solicitó ser parte del expediente y pedirá ingresar como querellante a la causa. Alberto Fernández quedó imputado.

En los últimos días se desató un escándalo a partir de una investigación que arrojó espurias irregularidades en la contratación de seguros por parte de la ANSES durante el gobierno de Alberto Fernández.

En ese sentido, el Gobierno Nacional, a través de la Oficina Anticorrupción dirigida por Alejandro Melik, decidió ir a fondo y no quedarse de brazos cruzados. Así, solicitó ser parte del expediente que cayó por sorteo en las manos del juez Julián Ercolini y se presentará para ingresar como querellante, en pos de poder aportar la mayor cantidad de pruebas para encontrar a los culpables.

Esta decisión se enmarca en el nuevo rol que Javier Milei y su ministro de Justicia, Mariano Cúneo Libarona, pretenden darle a la Oficina Anticorrupción, en donde la misma volverá a tener un rol preponderante y buscará ser querellante en los casos más resonantes que involucren a los casos de corrupción.

El escándalo de los seguros durante la gestión kirchnerista

Dicha causa en la que el Gobierno pretende ser parte, fue iniciada por la abogada Silvina Martinez. En ella están apuntados el ex mandatario Alberto Fernandez y Alberto Pagliano, quien era el que estaba a cargo de Nación Seguros, compañía de seguros patrimoniales y seguros de vida que está bajo la órbita del Banco de la Nación. En dicha causa se los acusa por delitos de violación de deberes de funcionario público, abuso de autoridad y malversación de caudales públicos.

La polémica por la contratación de los seguros en ANSES durante el último gobierno se suscitó a partir de un artículo publicado en el diario Clarín, donde se explica que se había gestado un millonario negocio en torno a la contratación de seguros en la entidad estatal. El mismo implicaba sumas de $20.000 millones de pesos anuales, a lo que también hay que sumar $300 millones de pesos en comisiones mensuales.

El esquema funcionaba de la siguiente manera: se le obligaba a los organismos del Estado a contratar sus seguros a través de Nación Seguros, y al mismo tiempo se exigía que las operaciones se hagan a través de brokers privados que cobraban comisiones muy por encima de los valores de mercado.

Esto fue gestado a partir del decreto 823/2021 hecho por Alberto Fernández, en donde él mismo decía que “las jurisdicciones y entidades comprendidas en el artículo 8° de la Ley N° 24.156 de Administración Financiera y de los Sistemas de Control del Sector Público Nacional deberán implementar la contratación de las pólizas de seguros que requieran en el ejercicio de su gestión a través de Nación Seguros S.A. en todas las ramas en las que esa institución opera”.

En este espurio esquema de intermediarios y brokers que cobran comisiones aparecen los nombres de Pablo Torres García y Hector Martinez Sosa. Este último resuena fuertemente ya que está casado con la secretaria de Alberto Fernández, Maria Cantero. Además, se encontró otro vínculo entre Sosa y el ex mandatario: Fernández le debe dinero según lo dicho en su declaración jurada, exactamente $102.240.

Otro aspecto que generó revuelo es la millonaria declaración jurada de Alberto Pagliano, ex titular de Nación Seguros, mientras tuvo vigencia este esquema corrupto. Basándose en su declaración de 2022, ya que todavía no mostró la de 2023, el ex funcionario tiene un patrimonio que excede los $120 millones de pesos. Destacan entre sus bienes una casa en la Ciudad de 300 m2, estancias en Mendoza y más de US$ 300 mil dólares en una cuenta bancaria.

La “defensa” de Alberto Fernández

Al ser consultado por este esquema, en donde brokers allegados a él habían sido beneficiados, el ex mandatario tuvo una respuesta desastrosa, y culpó a su secretaria por la situación. “Yo no pedí por nadie, y si mi secretaria lo hizo, se extralimitó ella”.

Así trató de despegarse del tema y pasarle la pelota a su secretaria. Ni siquiera pudo asegurar que esto no haya sucedido. “Dudo que ella haga una cosa así; si lo hizo, no lo avalo; ninguno te va a decir que pedí por alguien; yo lo dudo, pero no puedo garantizar que ella no haya hecho una cosa así», dijo.

A pesar de su defensa, el ex mandatario quedó imputado esta tarde en la causa, por pedido del fiscal federal Ramiro González, quien ya requirió las primeras medidas de prueba. También fueron imputados Alberto Pagliano, y Héctor Martínez Sosa, broker de seguros y supuesto testaferro de Alberto.

La corrupción, una marca registrada

Este supuesto delito que se investiga ya no sorprende a los argentinos, menos si es proveniente de la gestión kirchnerista. Nos hemos acostumbrado a que los funcionarios estatales manejen de forma indebida los fondos provenientes del esfuerzo de todos los contribuyentes.

Este podría ser el primero de muchos escándalos que se van a ir destapando a partir de las exhaustivas investigaciones que está haciendo el gobierno de Javier Milei, a los manejos de la anterior gestión. En efecto, parece ser que había demasiada tierra debajo de la alfombra.

El gobierno quiere continuar con las tareas de “limpieza” que está realizando, y esto permitirá ir destapando todo aquello que se quiso esconder. “El que las hace, las paga”, fue el lema de campaña, y se está cumpliendo.


Por Lucas Bello de la Derecha Diario.

MAS NOTICIAS