12 C
Buenos Aires
12 C
Buenos Aires

Los primeros meses de Milei como Presidente: Superávit fiscal, superávit comercial, desregulación y caída de la inflación

COMPARTIR

El Gobierno logró anotarse una gran cantidad de logros, pese a estar todavía muy poco tiempo ejerciendo el poder. La desregulación alcanzó a los alquileres, las OOSS y el comercio exterior, mientras que las finanzas públicas se ordenan a una velocidad pocas veces vista en el pasado.

El Presidente Javier Milei impulsó una serie de reformas para comenzar a desarticular una economía dirigista y estancada, hacia una moderna y basada en la iniciativa privada. Este proceso es complejo y requiere de sucesivas etapas de reformas, pero en solo tres meses de administración el Gobierno logró ejecutar medidas que ya están ofreciendo resultados concretos para la sociedad.

Se atacaron las principales fuentes de desequilibrio que dejó el kirchnerismo, tanto desde el punto de vista fiscal como desde la perspectiva del sobrante monetario y el Banco Central. También se lograron implementar importantes cambios en materia regulatoria y en lo que hace al funcionamiento del comercio exterior.

Desregulación y apertura de la economía

El Gobierno introdujo los primeros avances para la liberalización de la economía argentina y la modernización del sistema regulatorio, eliminando decenas de restricciones que no cumplían ningún propósito positivo para el grueso de la sociedad, y en muchos casos sólo garantizaban redes clientelistas.

La administración del Presidente Milei resolvió las siguientes medidas:

  • Derogación de la Ley de Alquileres de 2020 para los nuevos contratos, sin violar las cláusulas que ya fueron debidamente acordadas entre las partes anteriormente
  • Desregulación de las Obras Sociales: se habilita la libre competencia con las prepagas, y la libertad de elegir para los afiliados que mantienen el sistema de salud nacional. Se anularon todos los privilegios de las organizaciones sindicales
  • Derogación de la Declaración Jurada de Composición de Producto (DJCP): esta maniobra permite abaratar el precio de los productos textiles, tanto nacionales como importados
  • Eliminación de todos los controles de precios, incluyendo al programa “Precios Justos”, los requisitos de entrega de información de costos para las empresas (el sistema SIPRE). Se eliminó definitivamente el Observatorio de Precios y se derogó la fatídica Ley de Abastecimiento
  • Derogación de la Ley de Góndolas, así como también la eliminación del sistema SiFIRE que regulaba la exposición obligatoria de etiquetas especiales para nuevos productos
  • Se desarticuló completamente el sistema SIRA de importaciones, y fueron eliminadas todas las licencias no automáticas de importación por medio de la Resolución 1/2023. Los controles se limitaron bajo un esquema más sencillo, y al mismo tiempo se lanzó el Padrón de Deuda Comercial por Importaciones con Proveedores del Exterior

Estas medidas eliminan millones y millones de dólares en costos administrativos y logísticos para las empresas, y amplían la competencia en los mercados en beneficio del bolsillo de los consumidores. Esto último fue especialmente relevante para el mercado inmobiliario, ya que la cantidad de viviendas en alquiler se duplicó en cuestión de semanas.

Racionalización de la administración pública y ajuste del Estado

El Gobierno ejecutó un programa de ajuste ortodoxo para ordenar las cuentas públicas y estabilizar la economía. Se trata de un punto fundamental para terminar con la llamada “dominancia fiscal” sobre la política monetaria, que es la causa detrás de la inflación crónica que sufre el país desde hace años.

  • El gasto público primario del Estado nacional se redujo un 40% en términos reales desde el 10 de diciembre, principalmente a partir de la eliminación de la obra pública, la reducción del 98% de las transferencias discrecionales a las provincias, la reducción de empleados públicos fantasma y la simplificación de la estructura burocrática
  • Eliminación del Plan Potenciar Trabajo y su intermediación a través de organizaciones políticas extorsivas. El Gobierno creó dos programas de asistencia directa para reemplazarlo: “Volver al Trabajo” y “Acompañamiento Social» respectivamente
  • Eliminación de programas sociales sobre una base de 8.500 personas que jamás los necesitaron, una maniobra que logró ejecutarse después de un amplio proceso de fiscalización
  • Programas de retiro voluntario en la administración pública nacional y las empresas del Estado nacional. Solamente en Aerolíneas Argentinas, por citar un ejemplo, el programa alcanzaría a un universo de 8.000 agentes
  • Cierre de la agencia de noticias estatal Télam
  • Cierre de la empresa distribuidora Correo Compras
  • Transferencia de todos los fondos fiduciarios al control del Ministerio de Economía

Saneamiento de la hoja de balance del Banco Central

Para avanzar hacia la liberalización del mercado cambiario y la dolarización de la economía en última instancia, resulta imprescindible ordenar el balance del Banco Central. Sin este movimiento previo, resulta imposible cualquier pretensión por estabilizar el país.

El presidente del BCRA Santiago Bausili diseñó un ambicioso programa para atacar al mismo tiempo todos los problemas que dejó la gestión de Miguel Pesce: las reservas netas en rojo, la dominancia fiscal y el desequilibrio del frente externo.

  • Las reservas internacionales netas se incrementaron en más de US$ 8.000 millones de dólares desde el 10 de diciembre. Esto solo fue posible gracias al rápido sinceramiento del valor del tipo de cambio oficial
  • La brecha cambiaria entre el dólar oficial y el paralelo se redujo del 247% en diciembre del año pasado a menos del 20% hacia finales de febrero
  • Se evitó el estallido de la tercera hiperinflación de la historia argentina en precios minoristas, algo que en diciembre del año pasado parecía a todas luces inevitable
  • Lanzamiento de los bonos BOPREAL como una alternativa para gestionar la descomunal deuda comercial que había dejado la gestión Pesce con los importadores
  • Se evitó la convalidación monetaria del salto de los precios. La emisión de pesos para comprar divisas, por la fijación de las tasas de interés y por la compra de títulos públicos fue virtualmente compensada por absorción vía Pases, suscripciones de BOPREAL y licitaciones de títulos en pesos por parte del Tesoro (cancelando deuda con el BCRA)
  • Se abortó la emisión de nuevos pesos por concepto de Adelantos Transitorios (AT) y Transferencia de Utilidades desde el 10 de diciembre del año pasado

MAS NOTICIAS